Bufona

  

En la sala
acaban de tropezarse
el bufón y el perro
| poniéndose a dos patas |.

Como no pude amar acá me vine
| a la querencia de mi antiguo oficio |

para recuperar al maldito duende
que me ha robado el corazón. 
_

IC

No hay comentarios:

Publicar un comentario

UP